¿Los bonos del estado son mejor que los fondos de inversión? Esta es una pregunta que se hacen muchos inversores que quieren destinar parte de su cartera a renta fija. Y aunque es una pregunta complicada de responder, vamos a intentar resolverlo, ¡allá vamos!

Estos productos de renta fija son los más usados ​​por los ahorradores. Ya que te aportan un interés fijo y preestablecido a cambio de prestar tu dinero un cierto tiempo. Y ¿en qué consiste exactamente cada uno?

Al adquirir Bonos del estado, lo que haces es; comprar parte de la deuda de un país, ya cambio, recibir una renta fija que nunca varía. En cambio, en los fondos de inversión, compras acciones de una empresa, y ¿qué significa esto? Significa que el valor liquidativo de esas acciones va a ir cambiando , dependiendo de los valores del mercado. Por lo que existe el riesgo de no conseguir ningún beneficio. Uno podría pensar que los bonos del estado son más seguros, ya que consigues siempre el mismo beneficio. Pero los fondos de inversión te ofrecen muchísimas más cosas.

¿Bonos del Estado o Fondos de Inversión?

Análisis exhaustivo

Una de las grandes ventajas de los fondos respecto a los bonos del estado es que; los gestores realizan una increíble labor de análisis para asegurar, de que tu cartera no sufra ningún cambio. Para así actuar rápidamente ante cualquier situación. En Altarius Capital contamos con un equipo de especialistas, con larga experiencia en: negociación, gestión de fondos, control de riesgo, estructuración y consultoría global que se encargan de llevar las carteras de los clientes. Obviamente, esta labor no está al alcance de los inversores individuales que se decantan por los bonos del estado.

Facilidad para la diversificación

Hay otra desventaja para los que quieran invertir directamente en bonos del estado: la dificultad de diversificar correctamente con un pequeño patrimonio. Lo más habitual, es que los bonos (tanto de deuda pública extranjera como de deuda corporativa) requieren un capital importante para que el inversor pueda construir una cartera diversificada. Exceptuando el caso, de los bonos y obligaciones del Tesoro español (que sí están al alcance del pequeño inversor).

Por el contrario, los fondos suelen exigir una inversión baja que está al alcance de todo el mundo. Por lo que los inversores tienen la posibilidad de diversificar correctamente la parte de renta fija de sus carteras.

Bajos costes de transacción

Este es un aspecto muy importante a tener en cuenta. Porque los pequeños inversores que quieran comprar directamente bonos en el mercado, deben de tener en cuenta los costes de transacción. No sólo hay que considerar los gastos de compra / venta, sino también los diferenciales entre los precios de oferta y de demanda. Estas diferencias suelen ser mucho más elevadas para el pequeño inversor que para el gestor de un fondo.

Mucha flexibilidad

Es cierto que la persona que compra un bono del estado y lo mantiene hasta el vencimiento se beneficia de una cierta protección contra las subidas de tipos de interés. Pero también está renunciando a otras ventajas: pierde la flexibilidad de cambiarse a bonos que se emiten con un cupón más alto. En cambio, esta posibilidad de mover la cartera hacia bonos de mayor rendimiento; es una posibilidad que tienen los gestores de fondos de inversión.

Después de analizar todos estos datos, podemos concluir que, aunque comprar bonos del estado protege a su inversor de las subidas del tipo de interés, también hay que tener en cuenta otros aspectos: los costes, la falta de flexibilidad y la dificultad de diversificación y de análisis que hacen que para muchos inversores, la opción de los fondos de inversión sea la más atractiva.

Así que ya sabes, si quieres beneficiarte de un fondo de inversión totalmente personalizado y adaptado a tus necesidades, no dudes en contactarnos sin ningún compromiso en Altarius Capital .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.