Fondos de inversión

El origen e historia de los fondos de inversión

By 17 abril, 2020 mayo 8th, 2020 Sin comentarios

Hoy queremos realizar un ameno recorrido por la historia de los fondos de inversión y su origen. ¿Cuándo surgieron?, ¿cómo han evolucionado?
La historia de los fondos de inversión arranca en Londres en el año 1868, cuando se creó el primero de ellos, el “Foreign and Colonial Government Trust”. Los fondos de inversión, pues, son de origen anglosajón y se extendieron posteriormente por los países industrializados más desarrollados.
Como la mayoría de nuevas tendencias, filosofías, avances y productos procedentes de Europa, los fondos de inversión aterrizaron tarde en nuestro país; en concreto, un siglo después, siendo la década de los 50 y 60 el punto de partida para estos.
No podemos decir que los comienzos fueran fáciles: hay que tener en cuenta el contexto político, ideológico, económico y social en el que se originaron, lo que provocó un escaso número de partícipes.
Años después, en la década de los 70, los fondos de inversión se verán afectados por la Crisis del Petróleo. Superado este bache, los fondos de inversión comienzan a presentar un crecimiento nada desdeñable.
La inversión financiera colectiva ha gozado de cierto reconocimiento en España durante los últimos 25 años de su historia, canalizando buena parte del ahorro familiar. No obstante, no siempre ha gozado de tal aceptación.
Al principio, el desconocimiento del producto y de sus beneficios se impusieron, provocando desconfianza en las familias. A pesar de este comienzo, entendible, por otra parte, a principios de los años noventa empieza el auge de los fondos de inversión, posicionándose como una excelente opción para impulsar el ahorro de las familias españolas.
Uno de los motivos que contribuyeron a este éxito fue la posibilidad de diversificar las carteras.
Puedes aprender más sobre diversificación de carteras aquí.
Desde que se popularizaran en la década de los noventa como una opción más de inversión, alternativa a aquellas modalidades tradicionales, por supuesto, ha tenido periodos de decadencia, coincidentes con crisis económicas, aunque de forma general este tipo de inversión presenta una tendencia fortalecida.
No podemos dejar de añadir que, a pesar del crecimiento experimentado, existió una buena diferencia respecto a otros países en materia de fondos de inversión. Diferencias que se justifican por las características que marcaron nuestro país.
Finalizando la década de los noventa y acercándonos al milenio actual, se va transformando el sistema financiero, provocando innovaciones y contribuyendo al auge de los distintos tipos de los fondos de inversión.
Las SICAV (Sociedades de Inversión de Capital Variable) se impulsan a principios de los 2000, dirigidas especialmente a inversores con rentas elevadas. Entre los años 2003 y 2007 los Fondos de Inversión de Renta Variable y los préstamos hipotecarios adquieren el mayor protagonismo.
En el año 2007, debido a la crisis que todos conocemos, se produce la caída del sector inmobiliario que conduce a la crisis financiera. Este hecho impactó de forma evidente el sector de los fondos de inversión, cuyo número descendió.
Actualmente, con la economía más recuperada y un mayor conocimiento de las características y beneficios de invertir en fondos, son muchas las clases que existen, las distintas estrategias que siguen y los inversores con todo tipo de presupuestos que apuestan por ellos para elevar su economía.
¿Qué te ha parecido este breve paseo por la historia de los fondos de inversión? ¿Te imaginabas que tenían un origen más reciente o más antiguo? Estamos a tu entera disposición si deseas más información sobre nuestros productos de inversión.

Leave a Reply