Seguro que te has planteado, fantaseando miles de veces, qué harías con el premio si te tocara la lotería. Desde Altarius Capital te aportamos nuestra particular recomendación: invertirlo en fondos.

Prácticamente todas las personas, sean habituales compradoras de lotería o no, alguna vez han dejado su mente soñar sobre qué harían si les tocara un premio que implicara una gran suma de dinero.

Las respuestas más repetidas implican propiedades inmobiliarias, vehículos, exquisitas vacaciones, pago de deudas, ayuda a familiares y demás seres queridos y, por supuesto, disfrutar de una vida desahogada.

Además de esto, no son pocas las personas que se plantean invertir su dinero ganado, todo ello con el fin de rentabilizarlo y de conseguir ampliar sus ahorros de cara a un futuro a medio y largo plazo.

Los expertos, de hecho, sostienen que la decisión más estratégica e inteligente es la de invertir el premio. No son pocas las personas a las que le ha tocado la lotería u otro gran premio económico que no han sabido administrar bien su dinero y han acabado pasando dificultades, o bien, simplemente, no han vivido la vida que esperaríamos.

Entonces, ¿qué hacer si te toca la lotería o un premio similar?

Los expertos recomiendan darse algún capricho. Es perfectamente entendible quererlo, sobre todo cuando nos hemos permitido en pocas ocasiones vivir por encima de nuestras posibilidades porque la prioridad era el ahorro.

Desde el punto de vista tanto vital como financiero no es malo. Eso sí, recomendamos no superar el 10% del importe neto del premio.

¿Cuál es el importe neto? Si has ganado una cantidad igual o menor de 40.000 €, estás exento de pagar impuestos. No obstante, si has tenido la suerte de haber sido premiado con una suma mayor, tendrás que pagar el 20% en impuestos.

Imagina, pues, que has resultado ganador en la lotería de Navidad con el premio de 400.000 €. A esta cantidad debemos restarle 40.000 €, ya que se trata del mínimo exento.

A la cantidad de 360.000 € habría que aplicarle un tipo de gravamen del 20%, por lo que tendríamos que pagar a Hacienda unos 72.000 € y nos quedaríamos con 288.000 €.

Como comentábamos antes, al percibir nuestro premio podemos disfrutar de un pequeño capricho del 10% del total neto, por lo que podríamos gastarnos unos 28.800 €.

Tras esto, nos podemos quedar con unos 259.200 € para inversiones y menesteres más importantes. Nosotros te proponemos invertirlo en fondos, por las grandes ventajas que tiene.

Quizá, a priori, te plantees invertir el premio en un depósito bancario. Son muchos los directores de sucursales buscando a los afortunados de la lotería de Navidad, ya que les interesa el capital, ofrecer asesoramiento y comercializar sus productos.

Sin embargo, esta opción no es demasiado recomendable: el rendimiento medio de estos depósitos a más de dos años se encuentra en el 0,08%, por debajo de la media de la eurozona y también por debajo del IPC anual, por lo que, al no superar la inflación el producto financiero, estamos perdiendo poder adquisitivo.

Además, no podemos olvidar que los intereses a percibir están sujetos a una retención fiscal del 19%, por lo que, en conclusión, estamos efectivamente perdiendo dinero. ¡Es más rentable guardarlo debajo del colchón!

Otras personas consideran que la mejor opción con el dinero ganado en un premio de la lotería es la de terminar de pagar la hipoteca, pensando que una vez solucionada esa cuestión, se dispondrá de más dinero y libertad.

Los expertos financieros determinan que esto no tiene por qué ser así. Si invertimos bien el dinero, nuestra hipoteca se pagará sola. Y es que, según el Colegio de Registradores de España, la cuota hipotecaria mensual media se encuentra en los 588 €.

Y, sí, por supuesto que es posible encontrar vehículos de inversión que nos repercutan más de esa cantidad al mes. Solamente tendríamos que invertir ese capital ganado en la lotería en un vehículo con una rentabilidad anual de tan solo un 2,8%, aunque es preferible que sea entre un 3% y un 4%.

Como vemos, se trata de un objetivo perfectamente asumible, incluso para aquellos inversores más conservadores, solamente debemos escoger los productos financieros adecuados.

La mejor opción si te toca la lotería es, pues, confiar tu dinero a un fondo de inversión. Implica grandes ventajas como el coste fiscal bajo, la liquidez relativa, la posibilidad de mermar el riesgo diversificando carteras y la superior rentabilidad.

¿Ya sabes por qué apostar si te toca la lotería o ganas una importante suma de dinero? Consigue más información sobre los fondos de inversión de Altarius Capital y sus distintos servicios aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.